¿Te gusta conducir?

Teje la araña.
Espera.

Ha colgado los hilos de su red sobre

l a t r a n s p a r e n c i a d e l e s p a c i o

Cuando palpite el centro de la diana disparará su dardo. Envolverá a su presa. Aún viva, consumirá los últimos latidos agitando unas alas que saben que no tienen destino.

Tejen su vida Corren Van colgados

The Killers ​ a tope
Beben Fuman Vuelan ciento veinte caballos aspiran rayas blancas sobre una carretera

Desconocen que en esa transparencia del espacio hay una red tendida esperando que el centro de su diana, a punto, se dispare.

El dardo nunca ignora su destino. En su aguja reside la certeza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>